Monday, September 12, 2011

Sociedad > México > Playa de Acapulco

Les comentare un poco sobre la playa de Acapulco, una de las más famosas de México,  que tuve la oportunidad de visitar recientemente. Fue una gran experiencia pues no solo me permitió conocerla y compararla con las de Cuba a nivel de playas sino conocer su autopista, las ciudades y pueblos intermedios, etc.
Fue mi primer viaje largo en carretera y comenzare por el inicio.

La autopista México-Cuernavaca-Chilpancingo-Acapulco


Esta autopista o carretera atraviesa estas importantes ciudades atravesando 2 estados: Morelos (Cuernavaca es su capital) y Guerrero (Chilpancingo es su capital y Acapulco su puerto principal).  
Casi todo el tiempo la carretera atraviesa zonas de montaña con vistas increíbles. Se nota que a fuerza han abierto las vías a través de las lomas, por lo que existen tramos cuyo lado es una pared natural enorme (la montaña claro). En muchas de esas zonas existe peligro de deslizamientos de piedras y las están fundiendo con mezcla para una mayor seguridad. En otros tramos se optó por abrir túneles que atraviesan la base de la montaña. En otros, puentes inmensos que unen 2 laderas, a una altura considerable. Es todo un espectáculo.
Llama la atención el excelente estado de la carretera. Partamos del hecho que es una autopista con cobro de Peaje, y bien caro por cierto, pero que se nota que dichos fondos se revierten en ella constantemente.
El pavimento con una calidad y terminación excelente, completamente pintado en sus líneas horizontales indicadoras. En el lateral derecho en ambos sentidos de la vía siempre cuenta con espacio suficiente llamado Acotamiento para que los vehículos puedan detenerse si lo necesitan. A determinados intervalos existen recipientes de agua. Es una carretera con separadores de concreto entre ambos sentidos durante sus más de 350 Km., diseñados para proteger bastante de un choque. Posee una Rampa de Frenado, que es una construcción especial diseñada para que si un vehículo se queda sin frenos pueda hacerlo de forma natural: no es más que un pedazo de vía, saliendo de la principal con una pendiente grande y piedras como base que posibiliten una mayor resistencia al movimiento y el frenado final. A intervalos existen dispositivos electrónicos que te dicen a qué velocidad vas circulando y de forma bien visible: algo que si bien no aporta algo muy diferente del velocímetro de tu auto al menos si te hace notar que vas a exceso de velocidad.
En varios tramos la vía estaba recibiendo mantenimiento y es llamativa la cantidad de medidas de seguridad que se aplican durante esas labores para los conductores de vehículos: personas con banderolas a cada extremos avisando con suficiente distancia y señales y separadores plásticos que crean las vías temporales de acceso para no dejar lugar a la improvisación o al despiste de un conductor. Posee servicio médico de urgencia sobre la misma carretera, servicio de mecánicos de autos y otros.
Para una persona nacida y criada en esta parte del mundo nada de lo que he comentado le llamara la atención pero para mi país de origen casi todas estas cosas son dignas de mencionar. Creo que si el Peaje se reinvierte completamente en la vía, como debería ser, pudiéramos comenzar a aplicarlo con más frecuencia en nuestro país, pero aclaro, solo si se reinvierte en su mismo mantenimiento, sino carece de sentido.

Sus ciudades y pueblos intermedios.


Salvo Guadalajara no había estado en otra ciudad fuera del DF. Guadalajara viene siendo la segunda o tercera urbe de México junto a Monterrey por lo que no había tenido la oportunidad de visitar ciudades más humildes. Solo había podido contemplar la imponente riqueza y recursos de sus grandes ciudades que por mucho superan a las nuestras en Cuba, con sus grandes mercados, sus grades plazas, etc.
Pero aquí tuve la oportunidad de contemplar también la humildad de ciudades más pequeñas y de menos recursos. Por momentos me parecía que estaba en nuestro país, acompañado de un clima mucho más similar al nuestro también.
En Acapulco pude contemplar ya un poco de pobreza, negocios bastante sucios y despintados. Personas que tienen que lucharla bien duro para poder vivir también. Sus construcciones a medio terminar, en el ladrillo o el bloque crudo, optimizando los recursos también.
Cuernavaca y Chilpancingo pudiéramos decir que son ciudades similares a cualquiera de las capitales provinciales de Cuba. Tanto en tamaño como en apariencia. Ya el tipo de instalaciones no son como en el DF sino plantas bajas (2 o 3 a lo más), sin demasiada ostentación. Claro que allí el espacio sobra también.

El Clima y la playa de Acapulco


El clima es bien parecido al de Cuba aunque un poco más fresco. El promedio de máximas es de 29 a 30 grados Celsius y al estar en la costa pues es húmedo y con un sol estupendo todo el día. Incluso las noches son calientes, con una media de 23 grados para esta época de año. Por primera vez en 8 meses sentí un clima como el nuestro y es una sensación bien agradable: Un buen sol rompiéndote o quemándote la piel, jeje.
El mar es bien bravo, como es una especie de semi-bahía natural las olas rompen bien fuertes y bien altas sobre la orilla. En Cuba no vi nada parecido en ninguna de las tantas playas que visité. Si te paras a apenas uno o dos metros de la orilla la fuerza de las olas te tira sin contemplaciones contra la arena, arrollándote vulgarmente.
Ahora, lo más decepcionante es la arena de su playa. Es una arena que quizás podamos encontrar en un rio en Cuba o en cualquier arenera. No exagero, la arena es como la vulgar arena que usamos en Cuba para la construcción e incluso llega a ser mucho más gruesa o de granos gordos del tamaño de una moneda de un centavo.
Si solo fuera la diferencia del color pues bien, pero no, es todo. Por ende disfruten de nuestras playas.
Esto también se debe a que Acapulco esta sobre la costa del Pacífico. Siempre había escuchado que las playas del pacífico no son de buena calidad, ahora lo he comprobado.
Los hoteles, normales, tenemos hoteles mejores que varios que vi, otros similares y otros peores. También todo depende de la calidad del hotel pero les aseguro que al disfrutar de cualquier hotel de Santa Lucia, por ejemplo, estaríamos disfrutando de los mismos beneficios.